El Caucho Gigante que Cayó como Una Tonelada de Acero

Es impresionante como partiendo de un árbol de caucho caído en el parque Bolívar por la tempestad más potente durante el 2002 en la ciudad de Medellin, se empiezan a tejer historias que cobran relevancia, personajes, la descripcion de los lugares, nos hacen vivir la historia a primera vista, ese tratamiento del lenguaje tan sensible que nos despiertan sensaciones magnificas y nos dejan un sabor, un recuerdo, una imagen, una frase, que se queda en nuestro inconsciente como parte de algo que nos gusta, un mismo suceso desde diferentes puntos de vista, a veces complementarios a veces contradictorios hacen de esta crónica algo difícil de olvidar. (Ricardo Juajinoy Castro)
Juan Miguel Villegas Jiménez
Nombre: árbol caído
Ocupación oficios varios
La hoja de Medellín

Comentarios

Xime ha dicho que…
Richy:Corto, pero sustancioso... Aunque me hubiera gustado que comentes acerca del autor de la Crónica "El árbol caído".
Espero leer en tu próxima columna tu opinión tejida con información, para que logres más crediblidad en el lector.
alef¡ ha dicho que…
Tu punto de vista es muy importante y se ve reflejado, pero eso no quiere decir que la información que contextualiza al lector y permite que recree la historia no lo sea.
Héctor ha dicho que…
Ricardo: el brevísimo comentario está bien escrito; sin embargo se trata de escribir un artículo de opinión, según las guías entregadas. Así que le falta mucho a tu trabajo.

Entradas populares