¡Arte dentro de un Cementerio solamente en Tulcán Ecuador!
Una joya arquitectónica de ciprés, este cementerio ubicado a pocas cuadras de la plaza central de Tulcán Ecuador, se característica por tener entre sus cipreses una variedad de figuras, esta obra fue creada en 1936 por el señor Asael Franco y hoy en día continua a cargo de su hijo Benigno, quien a la edad de 7 años le pidió a su padre prestada la tijera para podar su primera figura de forma helicoidal o caracol, que encontró significado en una frase: “Si sigue el hombre este camino sigue a cualquier altura”. ahora a pesar de su avanzada edad y su delicada salud, sigue haciendo Arte ganando el reconocimiento internacional y siendo Considerado por más de 20 embajadores del mundo como patrimonio cultural de la humanidad, aquí en este espacio en que irónicamente se contemplan figuras que inspiran vida con este tipo de Arte, se contrasta con tumbas frías y calladas sentenciado la muerte.
Este cementerio que a diario atrae a centenares de turistas de todos los rincones del planeta a contemplar el Arte en medio de la muerte, nos deja mucho por reflexionar y quizás una enseñanza, los pasos que damos por esta vida solo podrían ser el comienzo de otro camino que no está muy lejano.
La frase de Leonardo Davinci que encontré recorriendo un sendero del cementerio quizá recoge todo el esfuerzo empleado por el señor Asael Franco y su hijo Benigno “así como una buena jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte”.
Al dejar atrás el cementerio de Tulcán no puedo ocultar la sorpresa por tanta belleza, pero me cautiva más el ejemplo, la tenacidad y el trabajo de el Maestro Benigno para no dejar morir esta obra.

Comentarios

To Visit My ha dicho que…
i like your blog......

Entradas populares