Ganadores
Premio Nacional Simón Bolívar
Televisión 2007
Categoría: Beca al periodismo joven en televisión
Ganador: Federico Benítez Gonzales

HISTORIA DE UN EXSICARIO
Emisión 25 de febrero de 2007/por las buenas Teleantioquia
Duración: 21:36

Este trabajo recoge la experiencia de un ex sicario reconocido de las comunas nororientales de la ciudad de Medellín, con un argumento contundente la muerte era un negocio, el cual a través de esta crónica cuenta sus vivencias dentro de un grupo que conformaron más de 40 personas, todo esto en la época del patrón Pablo Escobar, en uno de sus relatos cuenta como ellos veían a los policías como un fajo de billetes que acumulaban un valor de “un millón de pesos por cabeza” palabras textuales del protagonista. Revive momentos en los lugares en que empezó todo y recuerda con una frialdad típica de este oficio como fue su primer homicidio y como le afecto, pero como en todo es cuestión de acostumbrarse y así empezó a engordar su lista de muñecos como los llaman en la capital antioqueña. A pesar de tener una juventud tan traumática rodeada de valores efímeros como consecuencia de los imaginarios de aquella época el alcohol, las drogas, y en especial la percha, las motos, las armas y las mujeres, las cuales eran decisivos a la hora de tomar cualquier decisión y encomendarse a todos sus santos con ritual incluido para partir a hacer su encargo; siempre conservo un liderazgo innato que más tarde le ayudaría para salir de ese mundo tan negro.
Uno de los hechos que sin duda afecto tanto a él como a su familia fue caer en la cárcel, pues así lo hace notar en esta crónica, en ese periodo habla de cómo cuantas veces fue amenazado y como un día de la madre llamo a su progenitora con urgencia para que le consiguiera 18.000 pesos, que era el precio que le habían puesto a su vida en la cárcel.
Lo trascendental de esta historia se empieza a escribir cuando un día cualquiera entre la ironía de despertar o acostarse vivo, recorriendo la calle siente como una sombra lo persigue sintiendo un temor enorme, creyendo que le había llegado su hora, pero como lo aclaro luego fue una manifestación divina la que le ayudo a replantear su vida, fue esa fuerza indescriptible y extraterrenal, lo que llevo a este hombre a buscar otro camino con miras a ser escolta de la vida y proteger las vidas de muchos muchachos Paisas que andan en esos mismos caminos, lo que haciendo una mirada retrospectiva hubiera sido una utopía de mucho cuidado.
Podríamos decir que gracias a Dios este ser ahora ayuda a muchas personas por medio de una fundación llamada renovación por Colombia y termina diciendo que el no siente temor por dar la cara y ayudar a la gente a pesar de que él sabe y muchos en la ciudad saben lo que algún día hizo, ‘si no le tuve miedo a la muerte por qué le voy a temer a salvar vidas’ así concluye la historia de el dietético conocido en su pasado con esa chapa, pero ahora se deja ver como Carlos Alberto Giraldo Hernández un ser renovado.

Ricardo Juajinoy Castro

Comentarios

Entradas populares