El Anzuelo
Durante la última década en el mundo se han presentado cambios en todo lugar en muchas mentes y en la forma de ver el planeta y la interacción con el mismo. Ahora aunque tarde, pero algunos sectores influyentes se están dando cuenta de él y de la importancia de cambiar radicalmente la forma de tratarlo, en nuestra región se enfatiza por un desarrollo sostenible y soberano.
Los recursos naturales empiezan a escasear, el calentamiento global cada día que pasa se hace más extremo e insoportable; lo que no cabe en la cabeza de ningún ser racional, es que en esta carrera contra el tiempo se piense en guerra y aun mas, en las consecuencia que acarrea el paso de una de ellas por la tierra, “el fuego no se apaga con fuego”.
Hace unos días se conmemoro la nefasta fecha, 6 y 9 de agosto de 1945 en que la bomba atómica cayó en Hiroshima y Nagasaki, este lanzamiento fue ordenado por el entonces presidente estadounidense Harry Truman esta conmemoración fue un llamado al mundo entero para que se tome más conciencia sobre la manera en que los gobernantes de una forma absurda exponen a sus países en juego de poderes bélicos.
Si se analiza la historia se puede ver que después de las grandes recesiones economías proceden las guerras mundiales, con el fin de que es un enigma, quizá sea con el fin darle la espalda a los problemas por la falta de competencia de los gobernantes y la estrecha dependencia con el poder económico, lo que hace de los países en desarrollo el patio trasero para que se gesten este tipo de maniobras peligrosas.
El problema y enfatizando en la región sur del continente americano, radica en la forma como los presidentes abusan del poder de representación de sus pueblos de una forma burda, tomando decisiones que afectan directa mente a la población.
¿Porque no se somete a un referendo la aprobación de ese tratado con los estados unidos? Si es tan “eficaz” hasta ahora la famosa seguridad democrática ¿porque se pide apoyo estadounidense? Con estas acciones solo salta a la vista el déficit militar, el impedimento de sus jefes ¿Dónde queda la famosa operación jaque? o es que fue el puntapié de los norteamericanos para entrar en territorio colombiano. Que saberania hay cuando se dice que a demás de dar acceso a 7 bases ubicadas en Malambo, Palanquero, Apiay, Tumaco, Bahía Málaga, Tolemaida y Fuerte Larandia, se inmuniza a militares extranjeros fuerte mente criticados por la forma de actuar y por violar los derechos humanos para que hagan y desagan en territorio Colombiano.
Los presidentes de la región se prestán para show mediáticos como si solo les faltara acudir a la señorita Laura para quejarse de sus vecinos; olvidándose de los problemas sociales que cada vez se hace más fuertes, la falta de formación, de información y de oportunidades hacen que se generen otro tipo de problemas que ahora son tocados como la punta del Iceberg o como la disculpa perfecta para que se interceda por ellos haciendo un llamado urgente a la comunidad internacional y acabando de una manera ridícula con la poco soberanía que había en el territorio colombiano.
Colombia, Ecuador y Venezuela tienen una estrecha relación con la historia y con sus fronteras principal mente. El intentar dividirlos sería trágico seria un problema de autismo ideológico donde lo que prima es la palabra del presidente.
Derrumbado cualquier forma de de relación entre los pueblos, exterminando culturas, economías y dejando una ambivalente forma de ver al vecino como un enemigo o como un amigo y abriendo las puertas para una guerra sonsacada por los cipayos.

Comentarios

Héctor ha dicho que…
Felicitacione, Ricardo. Dedicaste un tiempo important de trabajo en la redacción de este artículo y eso lo valoro mucho. Has mejorado ostensiblemente en estructura, organización, redacción...

el profe.
Ling ha dicho que…
que buen texto, realmente entretiene, informa y deja clara tu postura, ESTO ES OPINIÓN y creo que de la buena. me alegra ver que cada vez te estás esforzando más y tienes un potencial. dedícate y veráz los resultados.
muy bien
amiguis

Entradas populares