HACEMOS MÁS, PENSAMOS MENOS


Entre más interacción tecnológica en el mundo exista mayor será el grado de complejidad para interrelacionarnos, nos tomara menor tiempo pero requerirá un mayor esfuerzo para interpretar lo que el otro nos quiere decir. Ha pasado el tiempo y con ello nuevas formas de ver infinidad de mundos en un solo salen a la luz, soportar cambios radicales en la forma de vivir en el planeta cada vez se hace heroico.
Las rutinas se hacen más notorias, el mundo se comporta como un reloj, pareciera que todo está dicho, que todo está creado, que la esperanza solo es una palabra que la usaron nuestros antepasados.
Nos preocupamos por muchas cosas pero en realidad no intervenimos con acciones en ninguna, el apaciguamiento es un valor agregado de la nueva era pues nos acostumbramos a que lo hagan otros. Mientras persiste esta idea los otros piensan igual a ti y nos quedamos en nada, el sentido común pierde sentido, la acción es parte de la ficción y está aun más próxima en un pantalla.
El conformismo nos ha llevado al declive, el ser humano paso de ser un animal a una maquina, hizo un intento por pensar pero fallo, se preocuparon por crear con las manos y se olvidaron de crear con la mente.
Creímos que todo estaba bien y nos quedamos con los brazos cruzados mientras el mundo se derrumba poco a poco y con ello la oportunidad de evolucionar, se ha transformado el mundo pero el hombre en su integridad y en sociedad siempre ha sido el mismo.

Comentarios

Entradas populares