Al principio.... solo éramos hombres desprotegidos, cobijados por la ignorancia y el hambre, caminábamos por encima de la incertidumbre, buscábamos seguridad entre palos y piedras, no teníamos concepción del tiempo, nuestra mirada se dirigida al cielo, el instinto fue nuestra salvación,  el astro sol nuestro guía, jugábamos a explorar el mar, los ríos, los desiertos y la selva. poco a poco nos creímos dueños de toda la naturaleza. Se nos olvidó que no teníamos nada y nada nos podremos llevar. Caminos en la codicia y la ceguera mental, nos alejamos del espíritu, inventamos nuestros propios dioses, el dinero, el alcohol, la drogas. fuimos creando mentiras, cada vez más estructuradas, como la idea de que todo tiene precio y ese precio es tener dinero. Nos absorbe la rutina, nos aburre la cotidianidad, la gente que nos rodea ya no nos interesa, solo son un instrumento más para alimentar nuestro ego, donde terminaremos si olvidamos los palos, las piedras y el fuego, donde terminaremos si el sol y la luna ya no son nuestro guías, donde terminaremos si perdimos la fe por el conocimiento y nuestro instinto de supervivencia.

Comentarios

Entradas populares